• 28 de mayo de 2024 00:51

Cerca la lupa de las agencias de viajes en los tiempos más convulsos

Abr 30, 2023

¿Cuál fue la premisa de la que nació ObservaTUR en 2018 y cómo ha probado su desarrollo?

Desde el principio nos enfocamos en todas las actividades de viaje, especialmente en el turista español, nuestra misión es entender al cliente, sus hábitos y tendencias. Las agencias de viajes recopilan muchas actividades de emisión, pero ObservatTUR ha ido mucho más allá, lo testeamos emocionalmente y queríamos analizar cómo se comportarían los turistas españoles en unas condiciones tan adversas.

Marcos Franco, cofundador de ObservaTUR.

¿Cuáles considera que son los grandes logros de ObservaTUR en estos primeros cinco años?

Cuando comenzamos en 2018, las metas que nos propusimos eran impartir conocimientos relacionados con el turismo de ultramar a la industria turística y a la sociedad, porque pensábamos que había una falta de conocimiento. Y también queríamos hacerlo gratis, y convertirnos en una herramienta para hacer un poco más competitivo el sector. En estos cinco años se ha logrado el objetivo.

“Además de los análisis estacionales, hemos abordado otros de sustentabilidad y otros temas, con rigor y con capacidad de trasladarlos a la industria”.

Por otro lado, comunicar los resultados también fue clave, trabajar junto a los medios, tanto especializados como generalistas, fue clave.

¿Con cuál de las experiencias acumuladas en este período se encuentra más satisfecho el observador?

Han habido muchos. Al principio no sabíamos qué iba a pasar. Los estudios estacionales eran en sí mismos dos herramientas muy útiles para mejorar la competitividad del sector. No hay duda de que los estudios Two Seasons son los pioneros.

Por lo demás, hacemos estudios especiales, participamos en debates y hacemos muchas otras actividades. Pero estos estudios, basados ​​en información de agencias y colaboradores, representan mejor que nada los objetivos reales de ObservaTUR.

Dos años después del inicio de la actividad, llegó la epidemia ¿Cómo afectaron las restricciones de viaje a la labor observacional del observatorio?

No tenemos palabras, fue un verdadero shock para todos, tanto para el viajero como para las diversas actividades de la cadena de valor del turismo. En el caso de las agencias de viajes, se ha intentado como un ejercicio de adaptación a una situación imprevisible para cualquiera. La reacción fue heroica, se preocuparon por sus clientes, ayudándolos a repatriarlos en algunos casos.

“Debido a la pandemia se ha fortalecido el rol de la agencia de viajes como prescriptor, lo que ha mejorado la cadena de valor”.

Estas circunstancias excepcionales de enfoque en el cliente son notables y deben apreciarse. En ese momento, fuimos los primeros en realizar estudios, debates y seminarios web, todo en línea, para generar un poco de luz entre todos nosotros, en un momento en que el mundo entero estaba fuera de lugar.

Llevar a cabo el conocimiento en estas circunstancias tan especiales, y tratar de entender los cambios que ocurrían en el viajero y anticipar el futuro, fue el mayor desafío.

Todo lo sucedido oscurece el observatorio…

Lo ocurrido con las agencias de viajes es extrapolable al resto de la industria. Tuvimos momentos que esperamos nunca volver a vivir, pero todo fue una transformación que vino de lejos.

Efectivamente, durante todo este tiempo la transformación ha sido necesaria y no tiene sentido pensar que ya la hemos conseguido. No hemos logrado nada, debemos seguir trabajando todos los días, agregar valor todos los días y cuestionarnos todos los días.

Dado que todavía estamos en la fase de recuperación, ¿qué puede esperar sobre el comportamiento de la demanda en 2023?

Podemos hablar del comportamiento del viajero español, pero también es extrapolable al futuro. Cuando estuvimos en la epidemia éramos conscientes de que necesitábamos recuperar lo que habíamos perdido en los últimos años, incluso se hablaba de la influencia del champán. Pero ahora se dice que ese efecto ha terminado.

Al mismo tiempo, la inflación ha elevado los precios, objetivamente nos estamos empobreciendo y hay incertidumbre por la guerra en Ucrania, etc. Sin embargo, lo que estamos viendo ahora desde ObservaTUR es que no es así…

«Aún con condiciones desfavorables, la gente quiere viajar. Lo comprobamos en Semana Santa y la temporada de verano comenzará bien, sujeto a reservas».

Los españoles hemos cambiado nuestras prioridades, quizás hemos decidido no consumir ciertas cosas, pero la parte de entretenimiento y diversión se mantiene. Hay que valorar el sector turístico que es la industria líder en nuestro país. Seguimos siendo un componente crítico de la recuperación.

Entonces, ahora que lo peor parece haber pasado, ¿cuáles son los planes de ObservaTUR?

Van en la línea que les comenté de que tenemos que seguir construyendo el futuro. Una de las líneas que también estamos desarrollando es el estudio del turismo de pantalla; Es decir, la interacción entre la industria audiovisual y la industria turística, en la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Universidad Carlos III y la Universidad Autónoma de Madrid.

Más información sobre ObservaTUR:

– Ni la epidemia, ni la guerra, ni la inflación fueron capaces de frenar el turismo exterior español

ObservaTUR: Aumenta el poder del usuario para tomar decisiones sobre el viaje

– Los destinos españoles recuperan el «notable» en el panorama

– Las agencias de viajes difícilmente piden ayuda con la digitalización

También estamos preparando otro estudio MICE que presentaremos a finales de mayo o principios de junio.