• 12 de julio de 2024 17:43

Viajar en avión a Canarias será más caro por las nuevas tasas y green fees

Feb 17, 2023

Aviones en el aeropuerto de Gran Canaria. Imagen: Adobe Stock

La llegada de turistas a Canarias depende casi al cien por cien del transporte aéreo.

En el verano de 2023, Canarias estará conectada por vía aérea con un total de 122 ciudades en 28 mercados. Esto será posible con 1.929 frecuencias semanales, 196 más que en 2019.

Las principales aerolíneas que vuelan a las islas son Ryanair, Vueling, Iberia Express, easyJet, Lufthansa, Air Europa, Jet2, TUI, Wizz Air…

Sin embargo, este enorme «puente aéreo» que garantiza una conectividad flexible entre Canarias y el continente europeo podría verse gravemente mermado en los próximos años.

Sistema de comercio de derechos de emisión: el fin de la exclusión y el aumento de los precios

El llamado Sistema de Comercio de Derechos de Emisión, también conocido por sus siglas en inglés ETS (European Trading System), fue creado hace casi dos décadas, aunque no comenzó a aplicarse a la aviación hasta 2012.

A través de este sistema, a las empresas se les asignan derechos de emisión «gratuitos» o «permitidos» en función de un año de referencia y todo lo que supere esta cantidad de emisiones debe comprarse en el mercado de emisiones a otras empresas.

Sin embargo, el volumen global de derechos de emisión «permitidos» por la Unión Europea está disminuyendo y, en consecuencia, su precio está aumentando.

Si en 2017 el coste era de seis euros por tonelada de dióxido de carbono, ahora ronda los 100 euros.

En el caso de Canarias, como región exterior de la Unión Europea, los vuelos están exentos del ETS, pero solo hasta el 31 de diciembre de 2023.

Sin embargo, en diciembre pasado, el Parlamento Europeo alcanzó un acuerdo provisional (que aún debe ser formalizado por los estados miembros) para revisar el esquema de comercio de emisiones de la UE para el sector de la aviación. Esta revisión significa que se reducirán las asignaciones gratuitas. En este sentido, el acuerdo es reducir las emisiones de los sectores sujetos al sistema «ETS» en un 62% para 2030, respecto a los niveles de 2005.

El acuerdo provisional alcanzado en el Parlamento Europeo el pasado mes de diciembre mantiene una excepción para los vuelos entre Canarias y el resto del territorio español hasta 2030, no obstante, esta excepción no será válida para los vuelos que conecten el archipiélago con el resto de la Unión Europea.

después de algunos días , Asociación de Aerolíneas (ALA) ha advertido de que si se incluyen en el Sistema de Comercio de Emisiones (ETS) los vuelos que conectan Canarias con el resto de Europa, la economía del archipiélago se verá seriamente perjudicada con la pérdida de un millón de turistas internacionales y más de 40.000 puestos de trabajo. .

Por ello, la ALA pide al Gobierno español que defienda ante la Unión Europea la ampliación de la excepción canaria.

De formalizarse en los próximos meses el acuerdo de diciembre pasado, ello supondría que los vuelos internacionales desde las regiones exteriores de la UE con el resto del Espacio Económico Europeo (EEE) estarían sujetos a comercio de emisiones a partir del 1 de enero de 2024.

En dinero, esto le costaría a las aerolíneas que operan vuelos internacionales a las Islas Canarias desde el Espacio Económico Europeo alrededor de 420 millones de euros al año, sobre la base de un precio de 100 euros por tonelada de CO2, aunque se espera que sea más caro.

Aeropuerto de Tenerife Sur. Imagen: Adobe Stock

Tarifa de queroseno: Los billetes se encarecerán al menos un 5,5%

La Unión Europea está planeando un nuevo «impuesto verde», o impuesto, sobre el queroseno, el combustible utilizado por los aviones.

Según un informe encargado por ALA de Deloitte, esta nueva tarifa podría suponer un incremento del 44% en el precio del carburante, lo que podría suponer un incremento del 5,5% en el precio medio del billete a España en su conjunto. Sin embargo, en el caso de Canarias en particular, el aumento será más severo con la necesidad de viajes más largos y la necesidad de más combustible.

Sin embargo, este nuevo «impuesto verde» requiere la unanimidad de todos los estados miembros.

Esto significa que será suficiente que un país otorgue un poder de veto para no proceder con esta nueva regulación fiscal a nivel europeo. Sin embargo, si esta reforma no sale adelante, algunos países pueden introducir esta tasa por su cuenta en sus regulaciones nacionales.

El pasado mes de diciembre, la Federación de Pioneros de la Hostelería y el Turismo de Las Palmas (FEHT) expresó su «preocupación» por las consecuencias para Canarias de que la UE exima del nuevo impuesto al queroseno en el resto de España únicamente a los vuelos que llegan a las islas.

Esto significa que la nueva tarifa se aplicará a todos los vuelos con origen en otros países de la UE, el Reino Unido y Suiza.

La patronal turística entiende que la entrada en vigor de esta tarifa sería «muy perjudicial para el archipiélago» y, en particular, para la competitividad de este sector.

Aunque, por otro lado, al estar Canarias fuera del territorio del IVA y tener sus propios impuestos sobre hidrocarburos, el Gobierno español puede asegurar que el impuesto del queroseno, si sale adelante, no se aplica a las recargas en Canarias para vuelos de regreso. De esta forma, se cubrirán al menos la mitad de las rutas, según fuentes conocedoras del sector aéreo.

Creciente apuesta por el uso de combustible SADF: de amenaza a oportunidad para Canarias

Finalmente, la UE también está impulsando el Reglamento de Combustibles Sostenibles (SAF), que se espera que entre en vigor en 2025.

Esta regulación consiste en introducir raciones de combustible progresivamente más altas en las aerolíneas europeas. El objetivo inicial es alcanzar el 5% SAF en 2030.

Según los expertos en aviación, la opción más ventajosa para Canarias es pasar a producir y poseer SAF en todos sus aeropuertos. De esta forma, además de generar empleo y actividad económica, el archipiélago mejorará su imagen como destino si todos los vuelos pueden repostar el SAF para los vuelos de regreso.

Noticias relacionadas:
– Arrancando la década de la descarbonización del sector turístico
El vuelo extravagante para volar verde: No hay vergüenza en volar